domingo, 21 de mayo de 2017

Campaña Space hulk X:Reagruparse.

Campaña de Space Hulk (pon un pecio en tu vida) Capítulo X

El plan para eliminar la mayor concentración de genes en hibernación consistía en instalar contenedores de toxinas en una estación de bombeo situada a unos 2km de la base. Para asegurar el éxito de la misión se designaron varias escuadras para realizar un ataque de diversión lejos del complejo de bombeo. Una vez finalizada la instalación de los tanques de toxinas las escuadras procedieron a reagruparse para defender la estación de bombeo. Ya que en cuanto comenzara el bombeo de las toxinas se esperaban duros ataques por parte de los genestealers despiertos. Durante el repliegue una escuadra fue víctima de una emboscada cuando debido a la configuración del pecio tuvieron que separarse y eran más vulnerables.

Los guardias fueron accediendo a la zona de la emboscada ignorantes de los que les esperaba.
Los primeros en llegar fueron el sargento y un soldado.
A los que se les unieron rápidamente el psíquico asignado y dos guardias más, uno de ellos con un lanzallamas.
Los dos grupos se adentraron sin esperar refuerzos para desplegarse los antes posible. Los auspex ya mostraban contactos hostiles.
Con los dos equipos ya en la segunda intersección apareció el tercer equipo, mientras los genes se acercaban a sus victimas.
La aparición de último grupo de guardias coincidió con el primer ataque. Varios genestealers se abalanzaron contra el guardia del lanzallamas que cubría el corredor y dos más avanzaron por otro corredor para atacar al sargento y al otro guardia.
Ante la llamarada infernal los monstruos decidieron ir por otro camino más practicable.
Al mismo tiempo más engendros tiránidos hicieron su aparición por un corredor más al Sur con intención de rodear a los infortunados soldados.
El número de enemigos aumentó, varios contactos se agrupaban en una sala cerca de la intersección, el sargento se apostó en la entrada de una habitación mientras el soldado que lo acompañaba eliminaba un par de genes. Así daban tiempo a sus camaradas para reunirse con ellos.
La escuadra se iba reuniendo poco a poco. El psíquico desató una tormenta mental sobre el cruce del Sur para mantener a ralla a los genes que se aproximaban desde allí.
El sargento continuaba en fuego de supresión.
El resto de efectivos se acercaban tan rápido como podían.
Dos soldados le preguntan al camarada del lanzallamas como lo lleva.
Mientras otro para de genes acechan cerca de allí.
Los monstruos deciden que ya han esperado bastante y lanzan su ataque.
El lanzallamas incinera a un enemigo y bloquea esa intersección.
El sargento hace su faena y elimina uno más.
La escuadra ya está reunida y aunque rodeada de enemigos la situación parece controlada...por ahora.
Un salvaje ataque se desencadena desde la sala que protege el sargento.
El guardia del lanzallamas avanza hacia la intersección y dispara contra los engendros que acechaban allí.
El sargento hace gala de una puntería diabólica.
Con la intersección cubierta por el lanzallamas varios guardias avanzan para atacar la sala llena de genes.
Otra víctima más para el sargento.
Y otra más.
El sargento se convierte en el héroe del día.
Pero todos los héroes tienen un final tarde o temprano.
El el corredor del Sur, el psíquico  decide atacar a los genes, avanza y elimina un monstruo.
El combate en el corredor es sangriento y letal caen genes y...
guardias,
El genestealer responsable muere.
Y otro monstruo más cae abatido por el fuego láser.

El lanzallamas aprovecha que tiene la espalda cubierta y avanza hacia el corredor de acceso de los genes e incinera a varios engendros más.
El número de enemigos ha descendido momentáneamente, pero seguro que aparecen más en poco tiempo.
La escuadra avanza hacia la sala vacía.
El lanzallamas y el psíquico se repliegan por fin.
Un patr de genes que acechaban cerca se abalanzan sobre un soldado por la espalda, pero afortunadamente su compañero elimina uno in extremis.
Más genes avanzan hacia la escuadra.
Otro genestealer acechante es eliminado.
Y otr más.

La situación parece controlada por fin y avanzan con rapidez eliminando más enemigos.

El segundo lanzallamas elimina dos más cerca de la salida.
Avanza hacia una esquina y elimina otro monstruo.
Con los lanzallamas manteniendo a ralla a los genestealers y el psíquico haciendo otro tanto parece que la salvación se acerca.
La mente enjambre no se rinde y sigue enviando genes para acabar con los guardias.
Pero la posición defensiva es muy sólida y el ataque es infructuoso.
Los soldados ya saborean la salvación.
Los últimos coletazos del ataque tiránido son eliminados por el fuego láser y
el bendito prometium
La escuadra se salva con pocas bajas y pueden vivir para contarlo un día más.
Sin duda el Emperador estaba ese día con ellos, el enorme número de monstruos hacía presagiar lo peor, pero la actuación heroica del sargento cubriendo la sala sin duda dio tiempo a sus camaradas para reunirse y juntos avanzar a sangre y fuego hacia la salvación. Es, sin duda, gracias al ejemplo de estos héroes anónimos, que el espíritu indomable de la guardia crece cada día más, ayudando a estos simples hombres y mujeres a emprender la misión de llevar la luz del Emperador a todos los confines de la galaxia.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...