viernes, 22 de enero de 2016

Una escena dentro de un cofre.

Mi mujer y yo llevamos 16 años juntos y quería hacerle un regalo especial y que no me costara una pasta, así que decidí hacerlo yo mismo utilizando para ello mis habilidades escenográficas y de pintado. Estos regalos son baratos pero poseen un valor altísimo que el dinero no compra. 

Manos a la obra. Llevaba tiempo pensando en hacer una escena con la miniatura de geisha que conseguí en el mecenazgo de kensei y se me ocurrió la idea de crearla dentro de un cofre pequeño. Aprovechando el tiemp muerto durante el entrenamiento de los niños me acerqué a una tienda de chinos a buscar algo que me complaciera. Y así fue. El cofre lo compré por menos de 2 euros y los materiales como ya los tenía en casa no me costaron nada. ¡Bien!

cofre cerrado
La zona de hierba está hecha con cartón pluma de 5mm, las rocas grandes son corteza de pino, las piedras del estanque son de resina, sobras de las casas de plastcraft games,  hay una combinación de plantas de acuario y plantas secas para la vegetación y el efecto agua es de GW.
Cofre abierto
Intenté hacer que el agua simulara movimiento pero no pudo ser, no se si es que el efecto agua de GW no sirve para eso, pero el caso es que no funcionó. Para la próxima.
Vista más de cerca.
La escena la protagoniza una geisha paseando por un jardín, mientras mira coqueta por encima del abanico. El puñal que esconde a la espalda será para pelar alguna fruta.....o a algún desdichado que quede prendado de su belleza, su arte y sea objetivo de su señor. No te puedes fiar de nadie.
Vista desde otro ángulo
Mirad que inocente parece.
Detalle de la geisha

Detalle de la geisha
El estanque. Aquí en teoría iba un caño de agua y ondas que simularan el movimiento del agua.  El caso es que puse unos choricitos de efecto agua que luego cubrí con una nueva capa de producto. Puse una lámpara incandescente cerca para que se secara con el calor, ya que los choricitos llevaban más de 1 semana y aún eran maleables. El caso es que cuando fui al día siguiente los choricitos se habían fundido con la capa de producto y habían desaparecido completamente.
Detalle del estanque.
Los arbolitos son puntas de ciprés secas recogidas de un parque. Son bastante frágiles pero quedan muy bien. En esta base escénica los utilicé para hacer un bosquecillo.
Detalle de los arbolitos.
Las flores son flores de perejil secas y pintadas de blanco y rojo.
Vista lateral con la geisha de frente.

Detalle frontal de la geisha.
Las flores de perejil pintadas
Detalle de las flores.

Detalle del riachuelo.

De nuevo el estanque más cerca.

Vista de la geisha desde detrás.

Vista trasera un poco más lejos.

Vista trasera desde otro ángulo.
Pongo una moneda para apreciar la escala, trabajar dentro del cofre no fue difícil porque la escena es bien sencilla, pero algún problemilla si que dio el que el espacio fuera tan limitado.
Con una moneda para apreciar la escala.

Espero que os haya gustado y os animo a hacer cosas como esta para regalar, son acierto seguro.



12 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...