domingo, 13 de octubre de 2013

Como hacer una base escénica para kensei

Harto de buscar fondos con los que fotografiar las miniaturas de kensei que voy pintando, decidí hacer una base escénica acorde a su temática, para fotografiarlos en condiciones. Después de barajar varias opciones decidí hacer una base que escenificara el exterior de un monasterio con un riachuelo y una cuantas plantas aquí y allá.

Además la base escénica sirve perfectamente para trasladar las miniaturas entre partida y partida en un torneo.

Y ahora el paso a paso:

1º me puse con la puerta, comencé cortando varios trozos de listón redondo de 5mm para el marco de la puerta.

2º corté unos trocitos de madera de balsa para el entramado superior.
                         
3º La puerta está hecha con un trozo de tarjeta recortado a la medida de la puerta con madera de balsa en los laterales. A la madera de balsa le añadí 38 remaches hechos con la cabeza de unos clavos pequeños. Les corté la cabeza con unas tenazas y los pegué en los marcos de madera donde previamente había taladrado los agujeros.
 Por último recorté un pedazo de cartulina coarrugada para el tejadillo.
 4º La base en si misma es un marco de madera que llevaba años en casa esperando su oportunidad. Lo acogí en mis brazos y lo rellené con cartón pluma de 5mm. En el cartón pluma dibujé en curso del río y lo recorté. En el centro del la base le pegué 15 hojas de sierra para que las minis, que llevan imanes en las peanas, se quedaran quietas en el sitio cuando tuviera que mover la base.

 5º las paredes del monasterio son del mismo cartón pluma, de 6cm de altura. Para simular la piedra de la parte baja del muro utilicé pasta de modelar DAS. Cortar, amasar y marcar las piedras con una lanceta o cualquier herramienta casera o no que tengáis a mano. La pasta es blanda y se trabaja bastante bien.
6º ahora es el turno de pegar las plantas y las rocas, tanto en la base con en el curso del río. En el curso del río además puse un buena cantidad de cola blanca diluida y le añadí arena fina y piedras redondeadas para dar textura al lecho del río. Plantas de acuario para el río, cerdas de una paletina para los matojos resecos, plantas del campo para las gramíneas y alguna planta seca sirven para dar más vida a la escena. Después cubrí toda la superfície con cola y pegué césped electrostático.
    Y por último puse el agua artificial, en este caso de GW, en varias capas finas.

















5 comentarios:

  1. Qué currada! El muro es una pasada y los detalles de las piedras y las plantitas me encantan. Eres un artista. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Esta muy bien. También tengo pensado algo, que tiene más que ver con casas. Estoy dandole vueltas a ver como lo hago. Eso si, ¿la pasta DAS esa se seca al aire o hay que hornearla?, por que estoy buscando alternativas a la masilla verde que no sean muy caras.

    ResponderEliminar
  3. La pasta DAS se seca al aire y queda dura como la piedra. Me alegro que te guste.

    ResponderEliminar
  4. La mismísima puerta de la Mansión del Norte de la película Trono de Sangre de Kurosawa.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, y gracias por comentar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...